Me voy de viaje, ¿cómo organizar mi monedero?

La guía definitiva para planificar tu bolsillo y no morir en el intento

 

Se acerca Semana Santa y posiblemente estés contando los días para que empiece la aventura. Sea  en pareja, con amigos o en familia, lo que tenemos caaasi claro es que seguramente ya te has empapado con los gadgets y la ropa que no puede faltar en tu mochila. Pero ¿has pensado en cómo vas a gestionar tu bolsillo?

Lo sabemos, internet está plagado de “tips” mega inteligentes sobre cómo escoger meticulosamente todos los gadgets para tus fotos, cómo doblar tu ropa para ocupe lo mínimo en la maleta y recordarte de que es imprescindible el altavoz de música para el momento “ducha” tras un día de turisteo agotador. Pero, espera, ¿qué pasa con tu money? Nuestra guía definitiva para aterrizar en un aeropuerto desconocido y tener muy claro cómo pagarás al taxi sin morir en el intento está en tus manos. Keep calm que está chupado 🙂

Lo primero: conoce la moneda

Algo tan básico como saber qué tiempo hará en el lugar soñado es conocer qué tipo de moneda utilizan en los comercios; si viajas por Europa lo tendrás muy fácil, pero dependiendo de si se trata de un país con otro tipo de moneda, posiblemente tendrás que organizarte un poco más.

Nuestra recomendación si viajas a un lugar con una moneda no tan fuerte como el Euro o el Dollar es que incluyas en tu monedero algunos dólares en metálico. Nunca va mal esconder un billete de 100 por si tienes un contratiempo, además, hay lugares en el mundo que ofrecen actividades turísticas únicamente en monedas fuertes sólo porque eres extranjero y el cambio a ellos les va de perlas.

¿Sabías que en Perú hay un lugar en el que sólo puedes pagar con Dólares? Si viajas a Cusco, en Perú y quieres contratar una excursión al Machu Picchu con IncaRail, verás que no podrás pagarlo con su moneda local, los Soles, sino que las agencias lo venden en US Dollar! ¿Un consejo? No olvides tener la calculadora en mano y cuando negocies, ¡tradúcelo a su moneda local! Te será mucho más fácil conseguir un buen trato 🙂

El cambio de divisas

No nos referimos a que investigues el tipo de cambio de los diferentes bancos y te conviertas en un broker de la ganga, sino de saber el poder de la moneda y la diferencia respecto al Euro. ¿Para qué? Saberlo te ayudará a planificar cuánto dinero debes llevarte o reservar para tus vacaciones, ya que por lo general, viajar a un país con una moneda más débil suele significar que las actividades no turísticas, como comer en un restaurante, pueden ser más baratas que en España. Te recomendamos que al principio busques la ecuación que te ayude mentalmente traducir el precio en euros “más o menos” y puedas abordar a los comerciantes que te ofrezcan una “súper rebaja”. Aunque claro, hay veces en las que la cara de guiris no nos la quita nadie.

Ojo con los ladrones

Y es que aunque deseamos que todo sean aventuras y el viento sople en tu melena a lo Titanic, no olvides que la Ley de Murphy existe, y cuando se trata de dinero, da mucha rabia. Los ladrones existen y nunca sabes dónde puede salir una mano más larga de lo normal, así que separa tu tarjeta Mitto de algunos billetes en metálico. Y si llevas más de dos billetes, ¡sepáralos entre sí! Así, aunque no puedas prever al ladrón, siempre tendrás algo de dinero disponible para que el susto no te amargue del todo las vacaciones.

Tercero: cuando puedas, usa tu Mitto

No hay comisión por cambio de divisa y puedes pagar en cualquier tienda donde acepten Visa, ¿increíble? No. No olvides llevarte tu Mitto con algo de dinero y aprovecha las tiendas con datáfono para utilizarla. Te será mucho más cómoda que cargar con monedas de un lugar extraño que posiblemente no vuelvas a utilizar en un tiempo largo.

¿Y si me roban la tarjeta?

Con Mitto puedes estar tranquilo, ya que podrás desactivar tu tarjeta al momento desde la app. Si además pierdes el móvil, tu padre o madre puede bloquearla al momento esté donde esté con un simple click. ¡Tu tarjeta quedará bloqueada y tu dinero seguro! Además, como partners de Visa podemos presumir de que todos nuestros mitters están protegidos antifraude. ¡Nada mal!

Ahora sí que sí ¡ya lo tienes todo! Y sobre todo, no te olvides de subir tu Mitto a Stories y ponernos los dientes largos con tus aventuras: Freedom se escribe con M 😉